El manejo del bosque nativo chileno

bosque

El bosque nativo es por definición, el ecosistema más complejo y admirable de la naturaleza. Cuenta con millones de habitantes, que van desde lo macro de un roble milenario hasta lo micro de un organismo unicelular. La belleza y magia del bosque está en la interdependencia de lo uno con lo otro, en la perfecta armonía en la que conviven estos seres vivientes pese a las notables diferencias entre grandes y chicos.

En Chile, los bosques nativos han sido manejados de manera lamentable durante nuestra historia. La gran mayoría de ellos han sido destruidos por intereses económicos de grandes empresarios o de pequeños terratenientes. En ambos casos, la desinformación ha sido una de las razones más significativas del lamentable manejo forestal, en un país donde el bosque representa el 20,7% del territorio total.

Son cinco los tipos de intervenciones más comunes en un bosque nativo. Aquí, la revisión de sus principales características y consecuencias:

Deforestación:

Significa un cambio radical en la naturaleza del bosque y se refiere a la tala indiscriminada de las especies, ya sea para expandir la frontera agrícola o para el usufructo inmediato de la madera que contiene. Se le asocia a pequeños terratenientes sin posibilidades de invertir en un manejo sustentable del bosque y que requieren de un ingreso rápido o de un terreno para fines agrícolas que les asegure un ingreso inmediato y sostenible. Las externalidades más graves de este tipo de intervención, son la pérdida del bosque, de su riqueza genética, del hábitat para miles de otras especies que dependen de éste y la erosión de los suelos.

Sustitución:

Es el uso comercial del bosque en su máxima expresión. Significa la tala inicial del bosque nativo para luego sustituirlo por especies de rápido crecimiento que aseguren un rendimiento económico óptimo en términos de comercialización de la madera. De todas formas, existen cada vez más restricciones internacionales para quienes no manejen el bosque de manera sustentable, lo que no significa que este tipo de manejo sea menos rentable que el manejo comercial de un bosque nativo sin sustitución. Se pierde biodiversidad y patrimonio genético con este tipo de manejo pero se gana en captación de CO2 por la naturaleza de los crecimientos veloces.

Degradación:

Es la intervención más común de los bosques nativos chilenos. Se produce por la poca claridad de algunos títulos de dominio, las restricciones de liquidez de los terratenientes pequeños y la pequeña escala de operación que estos poseen. Se refiere a la introducción de ganado a los bosques nativos, quienes a través de su alimentación, van degradando el bosque hasta deforestarlo por completo con el fin de expandir la superficie agrícola. Fuerte erosión y degradación de los suelos hacen que el terreno jamás vuelva a recuperarse.

Manejo de alto riesgo:

Se realiza una corta de "protección" inicial que tiene como objeto obtener el mayor volumen posible de productos comerciales al inicio del proyecto. Luego, el bosque supone una regeneración natural. El problema es que muchas veces esta regeneración no se produce por que una vez hecha la corta de "protección" el propietario descuida el porvenir del bosque. Económicamente esto se explica pues el valor presente posterior a la cosecha inicial es generalmente negativo. Todo el valor económico del proyecto fue extraído de la primera tala. En definitiva, se producen externalidades como la pérdida de biodiversidad, patrimonio genético, etc.

Manejo sustentable:

Se refiere a mantener un bosque nativo con flujos comerciales positivos y constantes. No es la situación actual pues existe gran desconocimiento del rendimiento efectivo del bosque nativo y de las técnicas adecuadas para su manejo. De todas formas, este tipo de manejo presenta una importante desventaja económica con respecto a los otros, pues tiene un valor presente menor que la sustitución y el manejo de alto riesgo, pero existen variados métodos para maximizar su rendimiento que lo transforman, en conjunto con el valor que tiene la preservación, en una alternativa cada vez más utilizada.

Otro tipo de manejo es el que plantea Guillermo en su artículo Bosque sustentable, de la producción a la preservación.

De todas formas, hay varios aspectos que se pueden discutir de lo anteriormente señalado.

En primer lugar, todo cálculo económico, vale decir, las estimaciones de beneficios versus costos y los flujos de cajas con el método del valor presente, subestimarán el valor real de la biodiversidad, la belleza escénica, el misticismo y la magia de un bosque nativo. Ese es uno de los principales problemas el hombre moderno: intentar cuantificar a la naturaleza, siendo esta un elemento complejo de valor inmensurable.

En segundo lugar, cabe destacar que existen diversos instrumentos económicos para reorientar la conducta de los propietarios. Algunos de ellos son los impuestos a la deforestación y sustitución, la retención de ingresos ante el manejo de alto riesgo, el subsidio al manejo sustentable y el fondo de investigación forestal. Todos en la línea de proteger el bosque nativo de manera que los intereses de los propietarios no se vean tan profundamente afectados.

Por último, y a modo de conclusión, urge preguntarse porqué el individuo está casi obligado a mirar un bosque con fines económicos. Aseguro que bastará una noche bajo el techo lengas o alerces para comprender que el bosque nativo tiene mucho más que entregarnos que dinero para nuestros bolsillos. Protegerlo debiera ser una necesidad y sin embargo no lo es. Me parece que ir a dormir a un bosque nativo es el primer paso para hacerse consiente de lo importante que es pelear por que el ser humano no lo siga destruyendo. En la entrevista que le realizamos a Juan Pablo Orrego, nos comentaba lo increíble que es que los jóvenes de hoy no les interese adentrarse en la naturaleza profunda del bosque, y coincido con él. Prontamente publicaremos un artículo/guía para quién desee vivir una experiencia de este tipo y sumarse a la cruzada protectora del mágico bosque nativo chileno.

bosque 2

Árboles nativos de Chile:

Alerce, araucaria, arrayán, belloto, boldo, canelo, ciprés, coigüe, lenga, lingue, maitén, melí, notro, palma, peumo, quillay, raulí, roble, tepa y ulmo. Si quieres ver sus descripciones, pincha aquí.

|

Comentarios

""Prontamente publicaremos un artículo/guía para quién desee vivir una experiencia de este tipo y sumarse a la cruzada protectora del mágico bosque nativo chileno."" esperaremos esa guia/articulo.... saludos....
Responder
Un viaje en auto desde Santiago a Puerto Montt es suficiente para ser testigo de la forma brutal en que se ha ido desplazando el bosque nativo. Ningún lugar resulta más representativo que la octava región, donde las especies exóticas de rápido crecimiento, principalmente pino, han reemplazado al boque nativo para dar cabida a la egoísta lógia comercial. paz...
Responder
me encantan sus fotos pongan mas fotos ADIOS
Responder
Via impeustos nos van a crujir eso esta claro, pero surgen 2 dudas aun peores si cabe:1- Nos expulsaran del euro?2- Habra corralito legal en Espana?Vota el comentario: 0 0
Responder

Tenía unos 15años cuando llegó a mis manos el libro ¿ "La tragedia del bosque chileno" , autor apellido Elizalde? (espero no equivocarme ), que me causó profunda impresión . Era fines de los años 60 , cuando la estructura agraria del sur estaba intacta (sin Reforma Agraria , sin los agricultores quebrados de los 80` ni soñábamos con la aparición de las forestales ). Entonces se vendía madera de araucaria para carrocería de camiones , veíamos cerros con denso bosque natural . Por esas cosas de la vida , he sido testigo de la tala de renovales entre mis vecinos agricultores , algunos de los cuales ya no disponen de leña. Hoy entran a robarme , pues aislé aprox. 12 hás donde se regenera bosque intervenido hace unos 40 años. Me parece interesante la idea de permitir que los legos duerman en el monte , como una forma de crear conciencia de la necesidad de preservar . Hoy estoy reforestando con ulmos unos espacios ocupados por zarzamora y trazando cortinas cortavientos con nativos : coigue , roble , avellano , radal , maqui , patagua , alerce , ciprés de las Guaitecas , tineo....... y creando bosquetes en medio de los potreros para sombra y reparo del ganado.

Responder
I got this site from my friend who told me about this web page and now this time I am visiting this web page and reading very informative posts at this time.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar